Cómo la química es indispensable en la lucha contra el coronavirus